Dirofilariosis Cardiopulmonar Canina

La dirofilariosis cardiopulmonar canina es una enfermedad de carácter grave producida por el nematodo Dirofilaria immitis que, en su forma adulta, se localiza principalmente en las arterias pulmonares y en el ventrículo derecho, produciendo un proceso conocido como enfermedad del gusano del corazón.


Tiene una distribución mundial. Se localiza en zonas con elevada temperatura y humedad, condiciones ambientales que favorecen el desarrollo de abundantes poblaciones de mosquitos. Se encuentra extendida en las Islas Canarias (sobretodo en Tenerife y Gran Canaria) y por toda Europa, especialmente en el área mediterránea.

Dirofilaria immitis es un parásito alargado blanquecino y de tamaño medio a grande. Los machos miden 12-20 cm y las hembras 15-30 cm de longitud.

Ciclo biológico:

Enfermedad de ciclo indirecto por transmisión vectorial. Las larvas deben superar un proceso de maduración en el hospedador intermedio (mosquito, principalmente culícidos) previo al desarrollo de la filaria adulta en el hospedador definitivo (el perro).

El mosquito se infecta cuando toma sangre de un perro con microfilarias circulantes. Una vez ingeridas, las microfilarias se desarrollan en el interior del mosquito hasta su estado infectivo L3. Este proceso depende de la temperatura ambiental (A 27ºc tarda unos 10-14 días).

Una vez el mosquito deposita  las L3 en el hospedador definitivo, van a pasar por varias fases larvarias hasta alcanzar las arterias pulmonares aproximadamente a los 3 mesas. Alcanzan la madurez sexual a los 4-5 meses, y, a partir de los 7 meses de la infección, se ven las primeras microfilarias en sangre.

Las filarias adultas pueden vivir unos 5-7 años, y las microfilarias pueden sobrevivir hasta 2 años en el torrente circulatorio.

Transmisión transplacentaria:

Las microfilarias pueden pasar de la madre al feto, pudiéndose detectar microfilarias circulantes en los cachorros. Éstas no pueden transformarse en adultos hasta que sean ingeridas por un mosquito, pasen a su forma infectiva L3 y contagie a otros animales.

Todas las razas caninas tienen la misma susceptibilidad de ser contagiadas por D. immitis, aunque algunas son más propensas que otras debido a hábitos propios de la raza como, por ejemplo, la exposición continua de los perros de caza a los mosquitos.

¿Qué es la Wolbachia?

Es una bacteria gran negativa que pertenece al orden Rickettsiales que se encuentra en todos los estadíos del ciclo de vida del parásito.Desempeña un papel importante en la patogénesis y respuesta inmune a la infección por dirofilariosis. Las bacterias son liberadas tras la muerte de los parásitos estimulando una respuesta inflamatoria en el organismo del hospedador responsable del cuadro clínico que presenta la enfermedad (aumento de citoquinas inflamatorias, aumento de neutrófilos e incremento de inmunoglobulinas).

Síntomas:

  • Tos
  • Disnea y taquipnea
  • Intolerancia al ejercicio
  • Síncope
  • Hemoptisis o epistaxis
  • Ascitis

Diagnóstico:

El diagnóstico de la filariosis cardioplumonar canina se basa en la detección serológica de antígenos circulantes del parásito adulto y en la identificación de microfilarias circulantes.

Las técnicas complementarias para el diagnóstico permiten establecer la gravedad de la infección. El examen radiográfico del tórax proporciona información sobre la localización y gravedad de las alteraciones vasculares y del parénquima pulmonar. El examen ecocardiográfico permite evaluar las cámaras cardíacas, si existe hipertensión pulmonar… Análisis de sangre: alteraciones hematológicas (anemia, perfil de coagulación). Bioquímicas.

¿Cuál es el tratamiento?

Antes de comenzar con el tratamiento es necesario establecer la gravedad del paciente en función de la sintomatología y los resultados de las pruebas diagnósticas.

Forma de la enfermedad Signos clínicos
Clase I: AsintomáticoNinguno
Clase II: LeveTos
Clase III: Moderado, sintomáticaTos, intolerancia al ejercicio y
sonidos pulmonares anormales
Clase IV: Síndrome de la vena
Cava Severo
Mismos signos enfermedad moderada.
Además: dificultad respiratoria,
aumento del tamaño del hígado,
pérdida de la consciencia,
líquido libre en abdomen,
sonidos cardíacos anormales
En ocasiones, la muerte del animal
  • Antes de eliminar los parásitos adultos se debe  eliminar la bacteria Wolbachia mediante el uso de doxiciclina durante 4 semanas.
  • Simultaneamente comenzar con tratamiento para eliminar las larvas que pudieran ser inoculadas recientemente en el paciente mediante el uso de lactomas macrocíclicas (no se recomienda usar milbemicina) a dosis preventivas durante 2-3 meses.
  • Una vez realizados estos tratamientos, se procede al tratamiento adulticida mediante inyección intramuscular profunda de melasormina, según la pauta establecida por el veterinario.
  • Restricción de ejercicio, especialmente durante las 4 semanas posteriores al tratamiento con melasormina (tromboembolismos).
  • Test de antígenos a los 6 meses de terminar el tratamiento.

¿Cómo puedo prevenirla?

  • El tratamiento profiláctico de elección se basa en la administración de lactonas macrocíclicas (ivermectina, milbemicina, moxidectina, selamectina) por vía oral o spot on mensualmente.
  • Se debe iniciar cuanto antes, nunca más tarde de los 2 meses de edad.
  • También moxidectina inyectable.

*Bibliografía: Extraído del libro Dirofliariosis Pautas de Manejo Clínico (J. Alberto Montoya Alonso y Elena Carretón Gómez.

*American Heartworm Society (2014). Guidelines for the Diagnosis, Prevention and Management of Heartworm (Dirofilaria Immitis) Infection in Dogs (2014).

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *